Ñandu

Descripción

En el ñandú hay un dimorfismo sexual muy claro, ya que el macho es más grande que la hembra. El color del plumaje es similar en ambos sexos: las partes superiores son de color gris, mientras las inferiores son blancas y la base del cuello es negruzca. La longitud total en promedio es de 1.28 m, mientras que el peso es de 20 a 25 Kg. Puede medir alrededor de 1.5 m, de alto.
El ñandú es un ave de costumbres que varían de acuerdo alas estaciones del año, pues tienden a congregarse en parvadas durante los meses invernales y se divide en grupos más pequeños en la estación reproductora. Los machos viejos son solitarios. En la primavera, los individuos masculinos se vuelven territoriales y cortejan a un número variable de hembras ( de 15 a 20 aproximadamente), expulsan a los machos jóvenes y pelean de una forma aparatosa con los rivales, picándose y dándose de topes y con frecuencia enredan sus cuellos. Durante el cortejo, el macho corre nerviosamente de un lado a otro, se para frente a las hembras, hace temblar sus alas y las abre dejando que las plumas sean movidas por el viento, además de que estira su cuello y emite un grito que suena más como bramido, levanta el cuello verticalmente e infla el esófago que actúa como una cámara de resonancia. También puede producir otros sonidos.
Los territorios de los machos se encuentran cerca de algún pequeño río o de alguna laguna. Preferentemente eligen zonas de vegetación arbustiva alta en lugar de praderas. En estas zonas, los machos hacen una pequeña excavación en el suelo, en un lugar seco y protegido por la vegetación. Si existe alguna depresión en el terreno es utilizada. A veces, hace varios hoyos que más tarde serán nidos y despeja el suelo de la vegetación que los rodea. Antes de que ocurra la puesta, el nido es tapizado con vegetales secos. Gracias a estas actividades, son muchos los nidos que se salvan cuando ocurren incendios. Para atraer a las hembras a estas zonas, los machos exhiben su rabadilla que es una tonalidad blanco brillante. Si las hembras ya han sido fecundadas, comienzan a poner sus huevos en los diversos nidos excavados por el macho, aunque puede suceder que ovipositen en nido principal elegido por el macho para incubar todos los huevos. Si los huevos fueron depositados en otros nidos, el macho los reúne en un solo nido. El macho también es el único que se encarga de la incubación y del cuidado de los polluelos. Cada hembra pone dos o tres huevos amarillo marfil que miden 13 cm de largo por 9 de ancho y pesan hasta 600 gr. Los pollos nacen en cortos intervalos de tiempo y cuando todos los huevos han eclosionados , las crías abandonan el nido junto con su padre que se convierte en un celoso guardián. Los pollos se mantienen en contacto por medio de piídos. Si algún peligro amenaza, la pollada se desparrama y permanece inmóvil en el suelo. Si llegarán a perderse, se puede reunir con otro grupo de polluelos sin importar la edad de éstos. Por este motivo, se han visto machos guiando pollos de diferentes tamaños, incluso de edades muy distintas. No obstante, el desarrollo de las crías es muy rápido, pues a los 5 meses los jóvenes tienen casi el mismo tamaño de sus padres, aunque la madurez sexual la alcanzan aproximadamente a los 2 años.
Cuando se alarma, el ñandú huye a la carrera y puede alcanzar una gran velocidad. Su capacidad de maniobra es muy grande y esto se puede apreciar en los bruscos virajes que realiza sin la menor dificultad y sin perder velocidad, pero si encuentran protección de arbustos y una cobertura suficiente prefieren ocultarse y pasar inadvertidos. A pesar de que el ñandú posee las alas más grandes de los avestruces y antílopes, el ñandú se asocia con el ciervo del matorral (Dorcelaphus) y constituye los que se llama unidades de alarma, pues el ave se vale del olfato de los ciervos para detectar el peligro y éstos de la vista del ñandú para el mismo fin. En zonas donde el hombre no lo persigue, se mezcla con el ganado doméstico.
A diferencia de los que ocurre con las plumas del avestruz, las del ñandú tienen un escaso valor comercial, aunque en Sudamérica sus plumas remeras son usadas como plumeros. En tiempos antiguos eran capturados por los gauchos utilizando las boleadoras, artefactos hechos con correas de cuero y bolas de plomo, pero en tiempos más recientes se les persigue a caballo conduciéndolos hasta lugares donde hay redes dispuestas a manera de embudo. No obstante, los ñandúes con crías pueden ser muy peligrosos y se sabe de ataques de estas aves a los gauchos y aún a pequeños aviones, se sabe que la carga de un ñandú puede asustar y desbocar a un caballo, por lo que los gauchos se hacen acompañar de perros.

Datos generales

Nombre científico:
Rhea americana
Clase:
Aves
Orden:
Reiformes
Familia:
Rheidae
Alimentación:
Omnívora; semillas, brotes tiernos, pequeños vertebrados e insectos, especialmente saltamontes
Puesta:
11 a 18 huevos
Incubación:
35 a 40 días
Habitat:
Estepas y praderas abiertas
Situación actual:
Amenazada
Distribución Geográfica:
Desde el sur del río Amazonas hasta el norte de la Patagonia.

Fotos