Perico amapola o cucha

Datos generales

Nombre científico:
Amazona autumnalis autumnalis
Clase:
Aves
Orden:
Psittaciformes
Familia:
Psittacidae
Alimentación:
Herbívora; frutas, yemas de hojas, flores, semillas, nueces y bayas
Puesta:
2 huevos
Incubación:
25 a 26 días
Habitat:
Bosque tropical
Situación actual:
Estable
Distribución Geográfica:
Del Este de México hasta la cuenca del Amazona y el Oeste del Ecuador

Descripción

El perico amapola se caracteriza por tener el plumaje verde en general y la parte anterior de la cabeza y la zona que se encuentra frente a los ojos son rojas. El occipucio y la nuca son verdes, con zonas azules y lilas hacia las puntas y bordeadas con negro. La parte superior de las mejillas y las coberturas del oído son amarillas, mientras que la base de las plumas están cubiertas de rojo. Las coberturas inferiores de las remeras son verdes. La cola es verde y las plumas laterales manchadas ampliamente de verde amarillento. El pico es gris con una zona amarillenta en la mandíbula superior. El iris es anaranjado y las patas son de tonos grises y verdosos. La longitud total del cuerpo es de 34 cm.
El perico amapola es un ave ruidosa que es generalmente vista en parejas o bandadas que comprenden de 6 a 100 individuos, aunque las parejas pueden ser distinguidas en los grupos. Son activos en la mañana y en la tarde y en menor grado en días lluviosos o nublados y no se les ve o escucha durante las horas más cálidas del día, a menos que se les moleste. Se mantienen en las ramas más altas de los árboles y son bastantes cautelosos.
Cuando se les molesta en árboles frutales a lo largo de la orilla de los bosques, estos pericos esperaban hasta que el intruso se alejaba, para volar lanzando fuertes gritos. Pueden recorre grandes distancias antes de posarse otra vez. Son muy llamativos cuando dejan su descanso para dirigirse a los campos de alimentación en la mañana y al atardecer cuando retorna.
La estación reproductora al parecer varía con las regiones pues se han encontrado individuos en condiciones reproductoras en los meses de Febrero, Diciembre y Enero. El nido es construido aprovechando los huecos de los árboles. A los 10 días las crías abren los ojos y les comienza a crecer las primeras plumas. Siete semanas más tarde, el plumaje es completo y solamente las alas y la cola no están completamente desarrolladas.

Fotos